Amaneces

Share

Ruth Sancho

(Desde el Parque Tayrona. Colombia. 2008)

Amanece el Tayrona bajo tu piel.
En cada uno de tus besos de mango.
En el hormigueo de tus yemas
Recorriendo las sutiles sendas del placer
Transportando los verdes suspiros de tu frescura.

Amanece en tus ojos,
donde se ocultan las luciérnagas nocturnas;
En la corriente interna de tu mirar
que me arrastra,
con el oleaje de tu parpadeo
a lo más profundo de un mar de gozo.

Amanece en tu pubis,
Se despliegan los pétalos de mi flor,
de este, mi bajo vientre,
con el revoloteo alado de un colibrí.

Me caracoleas en tu respiración de brisa.
Me arrullas en la aurora de tu jadeo.
Me meces el deseo
En la húmeda hamaca de tu sonrisa.

Amaneces en vuelo,
En la emigración constante
de tu lengua a mis pechos,
con el vaivén de tus manos de palma
en mi cintura,
y se enreda la noche
en las largas lianas de tus cabellos.

Amaneces en río,
En la leche de coco endulzada
de la ciénaga de tu ombligo,
donde bebo a sorbitos de tu ternura
donde muere el arrollo de tus pasiones.

Amaneces en agua, en aves, flores,
en viento, orilla, sal
en los insectos,
en huellas de tortuga sobre la arena,
en árbol, tronco, en rama, en hoja, en tierra.

Y así en tu resplandor amanecido
Despiertas a mi alma en su natura
De mi ser iluminas su sentido,
Y en tu luz me detengo
En tu brillo reposo,
Y muy adentro en ti
me voy
y anido.

Ruth Sancho Huerga
Melbourne

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *