Cinco Dinares

Share

La mañana brumosa se desplomaba como un capote gris hasta el lejano horizonte del estrecho paisaje, y la espesa niebla, ocultaba parcialmente, la lengua de mar que se mecía burlona lamiendo la bahía. Mientras que lentamente, desde la inmensa garganta de la eternidad sin tiempo el arcano impenetrable vomitaba el nuevo día, derramándolo apenas, como una estela de luz bajo el pálido sol de Puerto Ensueño, el que con tímidos efluvios luminosos, asomaba temeroso como dudando salir.

Continue Reading →

Siempre

Share

Sólo el eco tenue de los latidos tras la breve sombra del olvido, tan sólo el leve perfume de tus labios y una profunda pena sin sentido, sin lágrimas, sin olvido. Sólo el viento frío en la penumbra helada y el recuerdo de tu voz desgarrada en los oscuros rincones de la nada, de la nada sin tiempo, la nada eterna del nunca más, irreversible y trágico. La inmensa mole de la impotencia congeló mis venas y mis sentidos aniquilando mi comprensión y mi alma.

Continue Reading →